Este capítulo “Los Vilallonga & Shelly”, es el último de la historia familiar dedicado a los Shelly. Se centra en mi tía Isabel Shelly Larraondo, Mami, y su marido, mi tío “Papitu“, José Vilallonga Pagés. Dos personas a las que conocí muy directamente, formaron parte importante de mi vida y la influenciaron en muchos momentos claves.
En el presente capítulo la subjetividad del propio conocimiento ha pasado voluntariamente por encima de la objetividad de los papeles y los datos. Justamente, por el dominio dado a la subjetividad se narran asincrónicamente aquellos aspectos que he juzgado de importancia personal, independientemente de que para otros la tengan o no. Quien sea que un día quiera continuar esta historia familiar tendrá que reformular este apartado, dotándolo de la objetividad necesaria.
No se ha entrado en los ascendentes de Mami puesto que han sido objeto de explicación en los seis anteriores apartados del capítulo de los Shelly. Tampoco se profundiza en las generaciones anteriores de mi tío “Papitu“, puesto que ello se hace en otro blog de la historia familiar centrado en los Vilallonga. Tan sólo se han situado brevemente algunos aspectos de la vida de mi tío que permiten introducirse en la complementariedad entre mi tía Isabel y mi tío “Papitu“. Para ello, este último capítulo se ha organizado en cinco relatos:

Relato 1: “La unión de dos mundos antagónicos.”
Relato 2: “Primeros años de matrimonio de los Shelly & Vilallonga.”
Relato 3: “Mis olores y sonidos de la calle Villar.”
Relato 4: “Salou y Maçanet, entre muchos otros recuerdos.”
Relato 5: “Las dos últimas Shelly de esta rama familiar”.

Rosa María Pujol Vilallonga
Espero que lo disfruteis...